FORD PREPARADA PARA FABRICAR EL FOCUS EN TODO EL MUNDO SEGÚN CRECE EL PLAN GLOBAL DE PRODUCTO

FORD PREPARADA PARA FABRICAR EL FOCUS EN TODO EL MUNDO SEGÚN CRECE EL PLAN GLOBAL DE PRODUCTO

  • Con la llegada del primero de toda una nueva generación de coches globales, liderados por la nueva generación del Ford Focus desvelado en el Salón del Automóvil de Norteamérica 2010 y por un gama de productos del segmento C destinada al mercado mundial–, se están gestando importantes transformaciones de estructura de fabricación de Ford a nivel global
  • Las plantas de Alemania, España, Estados Unidos y Rusia se están preparando para la fabricación de la nueva familia de coches del segmento C y se ha abierto camino en China para que una nueva planta de montaje se una a la lista en 2012, preparando a Ford para la fabricación de 2 millones de coches del segmento C a nivel mundial
  • La nueva plataforma de coche C de Ford está en la vanguardia de un importante esfuerzo de la marca para desarrollar relaciones comerciales reales con proveedores globales. Los proveedores globales están jugando un papel clave para ayudar a Ford a conseguir su estrategia de fabricación global de productos

DETROIT, Enero 11, 2010 – Aprovechando los enormes avances en tecnología virtual de fabricación, equipos de ingenieros, especialistas en fabricación y trabajadores de plantas de montaje de todo el mundo, todo este capital humano se reunió delante de grandes pantallas de proyección en América del Norte, Europa y Asia para fabricar de modo virtual el primer Ford Focus de la próxima generación, pieza a pieza, operación a operación, hasta su acabado de pintura de alta calidad y alta tecnología, todo ello más de un año antes de su debut en el mercado.

El evento fue un importante hito en el camino hacia el inicio de una operación de fabricación verdaderamente global para producir hasta 10 diferentes modelos del segmento C a partir de una plataforma altamente flexible. El nuevo Focus es el primero de una carpeta global de productos prometida por Ford a través de la estrategia ONE Ford, impulsada por el presidente y CEO de Ford Motor Company, Alan Mulally. Fabricar el primer nuevo Focus por ordenador fue un importante paso hacia la nueva capacidad de fabricación global de Ford. Ello se debe a que las plantas de todo el mundo fabricarán los coches de la nueva generación global usando procesos, herramientas y tecnologías compartidos, un movimiento que abre significativas oportunidades para mayores niveles de productos comunes, importantes pasos de gigante en economías de escala y avances en calidad.

“Fue un momento emocionante”, dijo Bruce Hettle, director ejecutivo de Fabricación Global de Ford Motor Company. “Fabricamos el coche pieza a pieza desde el comienzo hasta el final, desde la primera pieza de plancha. Y con cada paso, cada planta, tanto de América del Norte como de Europa y de Asia-Pacífico, levantó la mano diciendo, ‘Sí, confirmamos que podemos hacerlo”. Y no sólo eran ingenieros y ejecutivos. También eran las personas que van a fabricar los coches en las mismas plantas”.

Importantes avances en modelación por ordenador permiten que Ford verifique que su nuevo enfoque de fabricación global es factible, tanto si la producción tiene lugar en la planta de montaje de Michigan, de Chongqing (China), de Saarlouis (Alemania) o de otras partes de todo el mundo, incluso en una que todavía está por construirse.

Las herramientas virtuales –parte del potente Sistema de Desarrollo Global de Productos de Ford– ayudan a que Ford optimice el proceso de montaje, universalice las mejores prácticas y facilite la ergonomía para asegurar que los trabajadores de montaje puedan hacerlo lo mejor posible y producir con la más alta calidad de forma consistente.

Los avances en la calidad desde el lanzamiento hasta la calidad global de producto continuada, ya tangible en los productos de la nueva generación de Ford en todo el mundo y un pilar clave de la marca para los productos de Ford, se pueden consolidar ahora a nivel global.

El test de fabricación digital de Ford confirmó el potencial de la nueva iniciativa “garantía de proceso” que prescribe la forma en que los vehículos de Ford se fabricarán desde el comienzo hasta el final. Alinear cada planta de todo el mundo de esta forma genera enormes economías de escala para Ford, ayudando a la compañía amortizar su inversión en desarrollo de productos.

Alinear los procesos también ayuda a Ford a conseguir significativos ahorros en los costes de desarrollo de herramientas, y permite una fabricación más inteligente de componentes clave para la operación global. Es uno de los beneficios de un trabajo en equipo global más potente promovido por el enfoque ONE Ford, con las diferencias regionales disolviéndose en una fuerza de desarrollo de productos verdaderamente globales para la marca del óvalo azul.

Estrategia global de fabricación para coches globales
La fabricación digital a base de la globalización de este primer nuevo Focus parecía fácil. Pero esta ola de productos globales de Ford Motor Company se está consiguiendo a través de intensivos esfuerzos para aumentar el volumen de operaciones de fabricación de Ford y alinearlas en todo el mundo para producir el nuevo Ford Focus, así como los demás modelos basados en la nueva plataforma global de coches C, con niveles universales de acabados, alta calidad y eficacia.

Los esfuerzos aprovechan la experiencia del excitante lanzamiento global del nuevo Ford Fiesta.

Ford ya ha revelado una lista inicial de plantas claves de todo el mundo que contribuirán a los planes de producción de alto volumen del segmento C:

  • WAYNE (Michigan) – Una de las tres plantas de furgonetas y camiones de América del Norte que está recibiendo nuevas herramientas para la fabricación de coches pequeños globales de bajo consumo, la Planta de Montaje de Michigan se está transformando con la inversión de 550 millones de dólares de Ford para ser el complejo de fabricación económico, verde y flexible para los coches C de Ford en Norteamérica. Aproximadamente 3.200 empleados fabricarán la nueva generación del coche pequeño Focus global, junto con una nueva versión eléctrica a baterías del Focus para el mercado norteamericano. Ford está consolidando sus operaciones de la Planta de Montaje de Wayne, en el mismo complejo de fabricación a las afueras de Detroit, en la nueva planta de operación de ensamblaje de Michigan.
  • SAARLOUIS (Alemania) – La planta de montaje líder en Europa para el Ford Focus desde su debut en 1998, la Planta de Carrocerías y Montaje de Saarlouis, continuará su papel como fuente de producción inicial europea para la tercera generación del modelo. La planta, de 288.000 metros cuadrados y con aproximadamente 6.000 empleados, ha fabricado más de 11 millones de vehículos desde que se construyó en 1970. Según estudios de investigación internacionales, sus económicos y flexibles procesos de fabricación la convierten en una de las más eficientes dentro de la industria de la automoción de Ford y europea.
  • VALENCIA (España) – La Planta de Montaje de Valencia, construida en 1976, tiene un lugar especial en la herencia de Ford en cuanto a conocimientos de producción de coches compactos. Originalmente configurada para la producción del entonces recién presentado Ford Fiesta, la planta ha evolucionado hacia una fuente de fabricación flexible para los modelos Fiesta y Focus para Ford Europa. Valencia se convertirá en la fuente europea para la nueva generación del Ford C-MAX, que empezará a producirse este año. La planta, de 250.838 metros cuadrados, emplea a cerca de 6.300 personas.
  • ST. PETERSBURGO (Rusia) – Construida en 2002 como la primera planta de montaje de un fabricante extranjero de automóviles en Rusia, la planta de montaje de San Petersburgo ha jugado un papel crucial en el establecimiento del Ford Focus como nombre a tener en cuenta en este creciente mercado de coches europeo. La planta de 2.100 empleados en la región rusa de Leningrado fabrica actualmente el Ford Focus y el Ford Mondeo y ha recibido inversiones para aumentar su capacidad anual hasta los 125.000 vehículos.
  • CHONGQING (China) – Ford Motor Company y su exitoso proyecto conjunto en China –Changan Ford Mazda Automobile (CFMA)– abrió nuevos caminos en septiembre de 2009 para una nueva planta de coches de pasajeros altamente flexible y de tecnología de punta en Chongqing (China), que se planea acabar en 2012. La planta, de 490 millones de dólares, será la base de la fabricación en China del Ford Focus, con una capacidad de producción inicial de 150.000 unidades. Es la segunda de Ford en Chongqing y la tercera en China bajo su proyecto conjunto CFMA.

Asociación con proveedores globales
Igual que el plan de Ford de producir una nueva generación de coches del segmento C para todo el mundo requiere unos recursos de fabricación globales, las operaciones de montaje de Ford a nivel global para la nueva familia de vehículos tamaño Focus depende más que nunca de una base de suministros verdaderamente global.

Establecer una base de suministros globales fuerte para la nueva carpeta de productos de coches C ha sido un objetivo primario para la organización de Compras de Ford en todo el mundo desde el momento en que la compañía cambió de relaciones comerciales regionales a globales. En lugar de trabajar con proveedores individualmente en continentes diferentes, Ford ha juntado a proveedores clave para reuniones globales al principio del proceso de desarrollo. A continuación, Ford les ha proporcionado a estos un nivel de detalle mucho mayor sobre las características de los productos y los volúmenes y localizaciones de fabricación de lo que se hacía hasta ahora. “La escala global de nuestro programa de coches C nos ofrece la oportunidad de aprovechar los numerosos beneficios que nos da una base de suministros internacional”, dijo Tony Brown, vicepresidente del grupo de Compras Globales. “Al coordinar nuestros esfuerzos en un estadio anterior, los proveedores pueden conseguir reducciones de costes potencialmente enormes. También contribuyen de forma significativa a asegurar unos niveles consistentes de excelente calidad tanto si estamos fabricando coches en los Estados Unidos como en Alemania o China”.

Las fuertes relaciones de suministros globales no suceden sin una base de colaboración y transparencia de información. Los principios del Marco de Negocio Alineado (“Aligned Business Framework”, o ABF) de Ford, que ya cuenta con cuatro años de funcionamiento y que fija directrices para que Ford y los proveedores trabajen juntos, abrió el camino para que Ford trabajara con efectividad con los proveedores sobre una base global.

Brown explicó que los mayores volúmenes de un programa global como el de Ford lo hacen atractivo para los proveedores líderes de cada área.

“Si podemos situar a nuestro negocio con uno o dos de los proveedores líderes de la industria en cada categoría, les estamos asegurando un volumen significativo”, dijo Brown. “Eso significa que Ford, y nuestros proveedores, podrán recoger beneficios financieros de un mayor volumen. Y esto soporta directamente nuestro objetivo de ONE Ford de crear una compañía viable que ofrezca un crecimiento rentable para todos, incluyendo a nuestros proveedores”.

La introducción de una nueva plataforma en el segmento C –el primero de los productos globales de Ford– es un paso adelante clave en el énfasis creciente de Ford sobre los proveedores globales.

Los 100 mejores componentes
Intentando sacar el máximo partido de sus recursos en la medida de lo posible en un negocio de tanto capital como es el automóvil, Ford tiene un plan para los 112 componentes de mayor valor que se usan en la fabricación de un automóvil moderno. Dichos componentes, desde los brazos de control del chasis a los discos de freno, representan el 80 por ciento del coste de producción total del vehículo, sin contar motor y transmisión.

Equipos multifuncionales de especialistas de compras y desarrollo de productos han llevado a cabo detallados estudios de cada uno de los componentes más importantes para crear lo que Ford llama un “plan de negocio de componentes”.

Este plan de negocio fue iniciado hace tres años y se intensificó bajo el modelo de colaboración de ONE Ford. Cada plan presenta información detallada de desarrollos tecnológicos, costes incurridos, estrategias, aprovisionamiento e información sobre proveedores globales.

“Queremos elegir a los mejores”, dijo Paul Stokes, director ejecutivo de Compras de Ford y persona responsable de la compra global de componentes para los vehículos. “Queremos la mejor calidad y tecnología a costes inferiores, a través de mayores volúmenes, un mayor porcentaje de elementos comunes y una complejidad reducida para poder fabricar vehículos atractivos y asequibles para que los clientes los deseen. Estos planes son nuestro libro de ruta para llegar allí”.

Este enfoque dio buenos resultados con la nueva plataforma para el segmento C. El porcentaje de partes comunes en el nuevo coche C aumentó de forma significativa con respecto a programas de vehículos anteriores, llegando al 80 por ciento.

Además, en lugar de pedir múltiples ofertas a los proveedores para las piezas, Ford prefijó el origen (pre-sourcing) de más del 75 por ciento de materias primas para el nuevo Ford Focus con sus proveedores preferidos, una práctica que se conoce como sondeo de mercado, lo cual concuerda con los principios ABF.

“El sistema pre-sourcing –decirles a los proveedores que tienen nuestro contrato– puede dar la impresión de que nos estamos arriesgando”, dijo Stokes. “Pero sabemos con quién queremos trabajar porque creemos que son los mejores en su especialidad, y además tenemos una idea muy clara del coste, lo cual significa que podemos fijarnos objetivos en cuanto a costes y trabajar con proveedores durante el proceso de diseño e ingeniería para conseguir esos objetivos”.

El pre-sourcing no solamente ahorra tiempo y dinero para Ford y sus proveedores, sino que también promueve relaciones a más largo plazo entre Ford y los proveedores que normalmente suministran del 65 al 70 por ciento de los componentes del vehículo. El pre-sourcing ayuda a ofrecer un flujo de negocio continuo a los proveedores, lo cual les da la seguridad para invertir en nuevas instalaciones por todo el mundo para dar servicio a Ford a nivel global.

Eso es importante porque pocos proveedores automovilísticos son realmente globales. Como Ford en el pasado y otros fabricantes generalistas, muchos proveedores operan a nivel regional. Muchos lo hacen en dos regiones del mundo, pero no en tres. Ford ha estado trabajando con sus suministradores para animar a un crecimiento global. Para algunos proveedores, esto significa expandirse para convertirse en globales o entrar en acuerdos de licencias o proyectos conjuntos para extender su alcance.

Del mismo modo que los coches del segmento C son los primeros en una serie de productos globales de Ford, los compromisos de suministro global para su producción son el comienzo de una marea que tendrá lugar cuando Ford y sus proveedores recojan los beneficios de una escala global.

Ya se han puesto en marcha ahorros que han permitido que Ford reduzca los costes de desarrollo en más del 60 por ciento comparado con vehículos desarrollados en 2006.

“Parte de la consecución de una mejor calidad y un mayor volumen es tener menos proveedores”, explicó Derrick Kuzak, vicepresidente de grupo de Desarrollo de Productos Globales de Ford. “Esa calidad y eficacia salen a cuenta, no solamente para Ford, sino también para la asociación con nuestros proveedores”.

# # #

Acerca de Ford Motor Company Ford Motor Company, un líder global en la industria automotriz con sede en Dearborn, Mich., fabrica o distribuye automóviles en seis continentes. Con cerca de 200,000 empleados y cerca de 90 plantas en todo el mundo, las marcas automotrices de la compañía incluyen a Ford, Lincoln, Mercury y Volvo. La compañía ofrece servicios financieros por medio de Ford Motor Credit Company. Para más información sobre los productos de Ford, visite www.ford.com.

Content provided by href="http://media.ford.com/article_display.cfm?article_id=31780">Ford.com

Comments ()